October 19, 2018

May 26, 2018

May 20, 2018

December 30, 2017

September 17, 2017

September 14, 2017

August 1, 2017

July 20, 2017

Please reload

Entradas recientes

Human Crisis

December 30, 2017

1/5
Please reload

Entradas destacadas

Otra vida

September 14, 2017

Con la ilusión de quien lo intenta por primera vez. Una prueba de nivel, un juego. Reunidos por grupos en la oscuridad y el silencio. El invierno se acerca, pero todavía se siente el calor de la tierra, ascendente, humeante entre el frescor de la noche. Una suave brisa mece los maizales y en el aire se sumergen sonrisas nerviosas en todos sus idiomas.

El momento llega. La estrategia perfecta de acción y precaución, de vigilancia organizada en el mejor escondite.

Uno de ellos sube al vagón con los músculos tensos. Otro se desliza en el hueco entre las vías y los bajos. 

Uno en el cielo y otro en la tierra. Uno en el futuro y otro en el presente. Ambos a las puertas de un lugar en paz, todavía con las heridas palpitantes y los recuerdos presentes de uniformes violentos.

Uno de ellos camina a tientas sobre el metal oxidado. Otro vigila, conteniendo la respiración, bajo la maquinaria.

Uno abre la compuerta superior que lleva al interior. Otro hace la señal de despejado. 

Ya casi está. Otra noche de larga espera hasta escuchar el rugir del metal y el traqueteo de madrugada que, si nada falla, les devolverá a la vida.

Porque aquí ya están muertos. Porque nada les queda.

Un cable demasiado bajo o un movimiento en falso que desencadena la desgracia. Una primera descarga que rompe con todos los planes, que deja a un ser humano inconsciente sobre el vagón.

Silencio.

Tensión.

Desconcierto.

Los segundos pasan como horas para todos ellos, los que juegan y los que esperan a jugar. Nadie despega la mirada del compañero caído.

Entonces se mueve.

Alivio.

Se incorpora aturdido, mareado, apenas consciente y toma demasiado rápido el impulso para ponerse de pie, al tiempo que el resto ahoga un grito de aviso urgente en la noche. Todo ocurre rápido.

Otro destello de luz cegadora, como un rayo en el cielo despejado que quema en las retinas de quienes miran sin pestañear. Un aullido de dolor rompe el silencio y un cuerpo ya inerte se precipita al vacío y choca con sonido quedo. Al mismo tiempo, la corriente se desplaza por el metal como serpientes hambrientas y carga contra el primer cuerpo cálido que encuentra en contacto con su parte más baja, provocando una brutal sacudida en un espacio demasiado pequeño.

Sucedió lo inimaginable. Se acabaron la ilusión y la partida.

De nuevo silencio, también escalofríos y olor a carne quemada. Ambos cuerpos en el suelo, ensangrentados y humeantes. 

Un perro ladra en la distancia. 

Una sirena se acerca.

Una vida se ha ido, otra se ha convertido en agonía.

La tercera muerte este mes. Pero aquí ya están muertos.

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Archivo
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square